Platinotipo

Preparamos una solución a base de oxalato férrico, clorato de potasio y tetracloroplatinato de potasio como emulsión sensibilizadora.

Sensibilizamos los papeles, bajo luz de seguridad, con una espátula de esponja y los dejamos secar en posición horizontal durante 2 minutos.

A la hora de elegir los negativos que utilizaremos para realizar la exposición, deberemos tener en cuenta que deben presentar de 1’5 a 2 puntos de densidad.
Posteriormente, colocamos los papeles sensibilizados con los negativos de plata-gelatina sobre acetato (realizados en una práctica anterior) y los exponemos al sol de 3 a 10 minutos.
Después de la exposición deberemos ver la insinuación de la imagen. Si por el contrario vemos la imagen claramente, querrá decir que nuestra copia estará sobreexpuesta y en lugar de la solución de revelado, deberemos sumergir nuestra imagen en un baño de agua o glicerina.
El procesado consistirá en un revelado a base de una solución de citrato de amonio o de oxalato de potasio, seguido de un lavado en agua destilada durante 1 minuto, agitando con movimiento suave. Posteriormente se realiza un baño de aclarado de EDTA o ácido cítrico y por último un lavado final (de 20 a 30 minutos). Las imágenes se cuelgan para secar.
Las primeras imágenes quedaron desvanecidas y con una tonalidad amarillenta, debido al tiempo excesivo de secado después del sensibilizado del papel; tiempo en el que los papeles comenzaron a exponerse y también debido a un exceso de humedad en los papeles, lo que prolongó su tiempo de secado.
La copia nº1 fue una prueba de revelado: la parte izquierda se reveló con citrato de amonio y la parte derecha con oxalato de potasio.