Goma Bicromatada

En primer lugar realizamos la solución sensibilizadora a base de goma arábiga, dicromato de potasio y acuarela.

Sensibilizamos nuestros papeles con una espátula de esponja y los dejamos secar. Todo este proceso se realiza a oscuras y bajo luz de seguridad.
Seguidamente exponemos los papeles con un negativo (bien contrastado) por contacto a la luz del sol, durante al menos 15 minutos.
 
 
Tras de la exposición nuestros papeles están totalmente oscurecidos y apenas se aprecia la imagen en ellos. Entonces, los sumergimos en un baño de agua corriente durante unos 5 minutos aproximadamente, ayudándonos de un pincel suave para retirar las áreas no endurecidas, que se disolverán en el agua.
 
A continuación dejamos secar las copias y posteriormente se podría aplicar otra capa de goma bicromatada, del mismo color o de un tono diferente, volviendo a colocar el negativo en las marcas de registro y realizando una nueva exposición. Esto mejoraría el rango tonal y la densidad de la impresión.
 
Posteriormente realizamos un aclarado de nuestras imágenes con una solución de metabisulfito de sodio al 5%.
 
 
Finalmente realizamos el lavado de las copias en agua corriente durante media hora y las tendemos a secar.
 
 
A continuación se muestran los resultados obtenidos:
 
 
Por lo general, las imágenes quedaron algo claras. Si bien es cierto que este procedimiento puede repetirse realizando registros con diferentes tonalidades. Sería recomendable utilizar acuarelas más puras, como las de la marca Windsord & Newton.