Ambrotipos (colodión húmedo)

Realizamos este taller, impartido por Waldemaro Concha. A continuación realizaré una breve descripción de los pasos del proceso de realización de ambrotipos y negativos de colodión húmedo.
 
1- Limpieza del soporte de vidrio
Debemos realizar la limpieza del vidrio, por el anverso, reverso y cantos,  con un algodón impregnado en la solución de alcohol y blanco de España, realizando movimientos circulares.
Esta operación debe realizarse con mucho esmero, ya que de esto dependerá la buena adhesión del colodión al soporte de  vidrio (si quedaran restos de grasa o suciedad provocarían desprendimientos de la imagen de plata y colodión, y si quedaran restos de carbonato cálcico podrían reaccionar posteriormente con el nitrato de plata produciendo manchas indeseadas en nuestra imagen).
Finalmente secamos los vidrios con una gamuza de microfibra. 


2- Preparación del colodión

En primer lugar pesamos el bromuro de amonio y el yoduro de amonio en sus respectivos vasos de precipitado.
A continuación se les agregan de 1 a 5 gotas de agua destilada (cuanto menos agua mejor, ya que puede perjudicar la mezcla del colodión) y se agita bien hasta que las sales queden completamente disueltas.
Posteriormente añadimos 10 ml de alcohol etílico de 96º a cada una de las sales y las reservamos.
Finalmente añadimos al colodión y por el siguiente orden: el éter, el bromuro y el yoduro, agitando bien en cada añadido para que las sales queden perfectamente disueltas.
 

La cantidad que hemos preparado de colodión salado nos servirá para preparar alrededor de unas 20 placas de vidrio de 10×13 cm. El colodión salado suele descomponerse en unos 5 días, por lo que es recomendable preparar solamente la cantidad que se vaya a utilizar en un día.
Vemos una demostración de la combustión de la película de colodión y su aspecto en contacto con agua y en diferentes concentraciones.

 

3- Vertido del colodión
El vertido del colodión es una operación delicada que requiere de mucha destreza; es necesario mantener la placa de vidrio completamente en posición horizontal al realizar el vertido, y repartirlo por toda la placa (sin derramar el colodión), pasando por todas las esquinas (bailando la placa) hasta finalmente recuperar el sobrante en un recipiente.

4- Sensibilizado de la placa
Antes de introducir la placa de colodión en la solución del nitrato de plata, es necesario retirar los restos de colodión que hayan podido quedar en el reverso de la placa.
A continuación se coloca la placa de colodión salado en un soporte de metacrilato que sujetará la placa desde su reverso y facilitará su introducción en un recipiente con la solución de nitrato de plata3. Seguidamente se tapa el recipiente con el nitrato de placa y la placa de colodión en su interior para que su sensibilización se realice completamente a oscuras durante unos 3 min.

5- Toma fotográfica
En primer lugar se extrae la placa sensibilizada de la solución de nitrato de plata, la colocamos en el chasis de la cámara fotográfica, con la emulsión hacia abajo,  limpiamos el reverso de la placa de restos de nitrato de plata y cerramos el chasis.
El siguiente paso será colocar el chasis en la cámara fotográfica (preparada para la toma fotográfica) y decidir el tiempo necesario para realizar nuestra toma fotográfica.
Acto seguido, extraemos la pestaña del chasis que protege la placa de su exposición a la luz, quitamos la tapa de la lente (durante el tiempo de la exposición), volvemos a colocar la tapa, la pestaña del chasis, extraemos el chasis y ya está la placa lista para revelar.


6- Revelado

Después de la toma fotográfica, y ya en el cuarto oscuro, abrimos el chasis, extraemos nuestra placa de plata y colodión, y la sujetamos sobre una cubeta, al mismo tiempo que vertemos la solución de revelado sobre la misma.
Todo el procesado de la imagen debe realizarse con  luz de seguridad y con guantes de protección.

7- Fijado
Después de revelar la imagen debemos fijarla en una solución de tiosulfato de sodio y agua destilada durante unos 3 min.


También podemos hacer pruebas de exposición para saber qué tiempo es el que más nos conviene.
En este caso hemos realizado una exposición de 10 y 20 segundos.
La parte superior correspondería a la exposición de 20 sg (es decir, levantado de la pletina del chasis hasta la mitad, ya que la placa en la cámara está invertida), y la parte inferior correspondería a la exposición de 10 sg.


 

 
8- Lavado y secado
El lavado se realiza sumergiendo la placa en una cubeta con agua corriente durante unos 10 minutos. Este paso puede realizarse con la luz encendida. Transcurrido este tiempo dejaremos secar las placas al aire en posición ligeramente vertical.


9- Barnizado

Por último realizamos el barnizado de nuestras placas de plata y colodión, para conservar nuestras imágenes, ya que el barniz las protegerá de los agentes contaminantes y de las posibles abrasiones.
Si las placas tuvieran partículas de polvo sobre la superficie de la imagen, podemos utilizar una pera de aire, una brocha de pelo suave o pasar muy ligeramente un algodón para retirarlo.
En primer lugar se calienta el barniz, en un recipiente de vidrio, a la llama de un mechero de alcohol.
Seguidamente se calienta la placa colocándola sobre la llama, con la emulsión mirando hacia arriba. Se vierte el barniz con la placa completamente horizontal (de la misma manera que en el vertido del colodión) y se recupera el sobrante en un frasco.
Por último se deja secar en una posición ligeramente inclinada.

Preparación de una placa de colodión sobre soporte de poliéster
Colocamos una película de poliéster sobre una placa de vidrio que utilizaremos como soporte secundario para dar rigidez al material plástico. La película de poliéster debe ser menor que la placa de vidrio. La unimos con cinta adhesiva y el resto del procedimiento será el mismo que si trabajáramos simplemente con una placa de vidrio, a excepción del barnizado en el que dejaremos una distancia mayor de la llama del mechero al soporte.
Finalmente, una vez secado el barniz, extraemos el poliéster de la superficie de vidrio y ya tenemos nuestro negativo de plata y colodión sobre una superficie flexible.
Errores cometidos
A continuación se muestran las imágenes de varios de los errores cometidos durante el procesado del colodión húmedo:
Pruebas de traspaso de la película de colodión
Realizamos pruebas para realizar el traspaso de la película de colodión, hasta conseguir su consistencia y su grosor ideal para separarla de la placa y traspasarla a diversos soportes.
 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies