Albúmina

Para realizar la albúmina separamos las claras de los huevos y las batimos hasta que nos quede una espuma sólida y su contenido se quede adherido al vaso de precipitado.


Tapamos el recipiente y lo dejamos reposar en el frigorífico durante 24 horas.

Filtramos las claras de huevo con un paño limpio, les añadimos ácido acético y cloruro de amonio y dejamos reposar su contenido en el frigorífico durante una semana. También está la opción de dejar reposar el contenido a temperatura ambiente para que fermente, lo que le dará un aspecto más brillante.
Volvemos a filtrar la albúmina y la vertemos en una cubeta y retiramos las burbujas que hayan podido quedar.
Impregnamos la albúmina a nuestro papel, por flotación, durante 3 minutos.
A continuación colocamos los papeles a secar.
Seguidamente se sensibilizan los papeles, perfectamente secos con una solución de nitrato de plata, también por flotación, durante 3 minutos y se vuelven a colocar a secar. Esta operación debe realizarse totalmente a oscuras y bajo luz de seguridad.
El siguiente paso será realizar la exposición de nuestros papeles: colocamos el papel en contacto con un negativo (en este caso un negativo de colodión realizado en el workshop anterior) y lo exponemos al sol hasta que nuestro papel adquiera una tonalidad castaño oscura.
Después de la exposición sumergimos nuestros papeles en una solución de ácido cítrico y cloruro de sodio durante 5 minutos.
Seguidamente aclaramos los papeles en un baño de agua destilada durante otros 5 minutos.
A continuación podemos realizar un virado de nuestra imagen con una solución de cloruro de oro o el fijado de nuestra imagen con una solución de hiposulfito.
El lavado final de nuestras imágenes se hará en agua corriente durante al menos 30 minutos y posteriormente las imágenes se colgarán para secar.
A continuación se muestran los resultados obtenidos:
Análisis de las imágenes:
Las imágenes nº1 y nº2 fueron realizados en diferentes tipos de papel con la albúmina 1: albúmina nueva, sobre dos tipos de papel: Carnival y Tiziano respectivamente. En el primer caso no se consiguió la tonalidad deseada y quedaron unos puntos del papel sin sensibilizar.                
Las imágenes nº3 y nº4 fueron realizadas a partir de un negativo de colodión sobre vidrio, en papel Tiziano y a partir de la albúmina nueva y de la albúmina preparada hace un año.
El negativo de colodión correspondiente a las imágenes nº 5 y 6, no tuvieron buena respuesta porque se trataban de ambrotipos sobre acetato y no de negativos. El aspecto de la imagen nº5 es mate y menos contrastada que la nº 6 , ya que la albúmina se aplicó por la otra cara del papel.